Transcripción y traducción de “L’oeil du correcteur”

La agencia francesa de corrección CorrectMot dio a conocer en enero de este año un estudio de seguimiento ocular (eye tracking) aplicado a la corrección de textos. La intención del experimento era comparar mediante una prueba de revisión los diferentes resultados en cuanto a eficacia entre un corrector profesional, con formación específica para esa función editorial, y un periodista, también experto en comunicación escrita como el primero pero sin especialización en la enmienda de textos ajenos.

El estudio había sido encargado a la empresa Miratech, especializada en el análisis cognitivo del internauta y sus movimientos oculares ante la pantalla, y se plasmó en un revelador vídeo (2’42’’) que demuestra la necesidad de aplicar una estrategia metódica de lectura para tratar de detectar errores de la escritura.

La experiencia me ha parecido tan esclarecedora que me he tomado la molestia de transcribir la narración y traducirla para que pueda llegar a más gente. He incluido el minutado por si alguien se anima o subtitularlo o doblarlo.

1. Transcripción

L’oeil du correcteur. Étude comparative de deux approches de la correction d’un texte réalisée par ‘eyetracking’

[0:00] Le document que vous allez découvrir a été réalisé par un cabinet specialisé dans les études par ‘eye tracking’. La technique du ‘eye tracking’ permet d’enregistrer la position et le mouvement des yeux sur un document.

Nous allons vous présenter des séquences enregistrées du regard de deux personnes procédant a la correction d’un texte ayant les mêmmes fautes, sur le logiciel Word. Les cercles de couleur bleu indiquent la position du regard. Son diamètre augmente selon la durée de la fixation oculaire. Des segments bleus indiquent les multiples saccades des yeux entre deux fixations.

[0:32] Cette première vidéo réproduit la séquence de correction de Christine, spécialiste en communication écrite, mais non profesionnelle de la correction. Vous pouvez constater que les mouvements des cercles bleus sont nombreux et se succèdent très rapidement. Le regard de Christine balait le texte comme le ferait tout lecteur ordinaire qui ait pour consigne d’encorriger les fautes. Moins d’un mot sur deux aura fait l’object d’une fixation. Christine n’aura relevé aucune faute durant sa première lecture.

[0:59] Nous voici dans la deuxième lecture. Ici encore des nombreux mots ne sont pas fixés. Il est important de savoir qu’entre deux fixations l’oeil est aveugle et ne peux donc dessoler les fautes. Bien que spécialiste en communication écrite, et malgré trois lectures de ce texte, Christine n’aura pas été en mesure d’encorriger l’ensemble des fautes. La grande connaissance de Christine pour les règles de notre langue est insuffisante pour assurer la correction parfaite d’un texte.

[1:25] Voici l’enregistrement de la séquence de correction de Clarisse, correctrice professionelle chez CorrectMot. Notez tout d’abord la précision du mouvement du regard: les saccades sont régulières, totalement contrôlées par une concentration immediatément mobilisée. Les fixations de Clarisse sont très longues, presque deux fois plus que celles de Christine: elle revèle l’attention porté à chaque mot, à chaque signe. Clarisse corrigera l’ensemble des fautes du texte dès le première passage; une seconde et dernière lecture servira de contrôle.

[1:54] En plus d’une parfaite maîtrisse des règles de l’ortographe, de la grammaire et du code tipographique de notre langue, la correction professionnelle réclame un effort d’attention, de concentration et de rigueur exigeant d’être mobilisées sur des textes parfois très longs.

[2:10] Pour conclure, voice le schéma visuel retraçant l’ensemble des fixations de Christine lors de sa première lecture: les points de fixation sont claires sommets et laissent apparaître les nombreux mots qui ont echappés a sa vigilance. En comparaison, le schéma visuel de Clarisse et dense et complet: aucun mot, aucun signe n’a été negligé.

[2:30] La correction professionnelle est un métier qui demande un oeil exercé, rigoureux et métodique.

2. Traducción

El ojo del corrector. Estudio comparativo, por seguimiento ocular (‘eye tracking’), de dos estrategias distintas de corrección de un texto

[0:00] El vídeo que va a ver a continuación ha sido realizado por un gabinete especializado en estudios de eye tracking, una técnica que permite registrar la posición y el movimiento de los ojos sobre un documento. [0:11] En él se presentan las secuencias grabadas de la mirada de dos personas en el proceso de corrección de un texto que contiene las mismas faltas, sobre la aplicación MS Word. [0:20] Los círculos azules indican la posición de la mirada, y su diámetro aumenta a medida que se prolonga la fijación ocular. [0:26] Las líneas azules indican las múltiples sacadas entre dos fijaciones.
[0:32] Esta primera parte reproduce la secuencia de corrección de Christine, especialista en comunicación escrita pero no profesional de la corrección. [0:39] Puede advertirse que los movimientos de los círculos azules son numerosos y se suceden muy rápidamente. [0:45] La vista de Christine barre el texto tal como lo haría un lector ordinario al que se le hubiera encomendado corregir las faltas. [0:51] Menos de la mitad de las palabras son objeto de fijación, y durante su primera lectura Christine no detecta ninguna falta.
[0:59] Viene ahora la segunda lectura, en la que siguen sin advertirse muchas palabras. [1:03] Es importante saber que entre dos fijaciones el ojo no trabaja y, por tanto, no puede aislar los errores. [1:09] Su especialización en comunicación escrita, las sucesivas lecturas de los mismos pasajes y su profundo conocimiento de las normas de nuestra lengua no le han bastado a Christine para lograr la corrección perfecta de un texto.
[1:25] A continuación se reproduce la secuencia de corrección de Clarisse, correctora profesional de CorrectMot. [1:30] De entrada, puede observarse la precisión de sus movimientos oculares: las sacadas son regulares, completamente controladas gracias a una concentración inmediata y constante. [1:39] Las fijaciones de Clarisse son muy largas, casi el doble que las de Christine, lo que da muestra de la atención prestada a cada palabra, a cada signo. [1:47] Clarisse corregirá el conjunto de las faltas del texto en la primera pasada; la segunda y última lectura servirá de control. [1:54] Además de un perfecto dominio de las normas ortográficas, gramaticales y tipográficas de nuestra lengua, la corrección profesional exige un esfuerzo adicional de atención, de concentración y de rigor que ha mantenerse sobre textos a veces muy largos. [2:10] Para terminar, vemos el esquema visual que ilustra el conjunto de las fijaciones de Christine en su primera lectura: [2:16] los puntos de fijación están dispersos y dejan al descubierto zonas claras que corresponden a las numerosas palabras que han escapado a su vigilancia. [2:23] Comparativamente, el esquema visual de Clarisse, denso y completo, no ha omitido ninguna palabra, ningún signo. [2:30] La corrección profesional es un oficio que requiere un ojo experimentado, riguroso y metódico.

***

En mi opinión, una lectura enfocada no a informarse ni a pasar el rato sino a detectar defectos (“ruido”) en el código de señales (que no otra cosa es la escritura) procede en tres pasos:

  1. Con la vista “escanea” sistemática y ordenadamente cada “píxel” de la página (tratando de distanciarse, en la medida de lo posible, de los significados).
  2. Recompone cada elemento (palabra, frase, grafismo) como una imagen en su cerebro.
  3. Evoca esa imagen, regresa a la página y la confronta con la que aparece efectivamente en esta.
Espero que os sea útil.